ESO‎ > ‎Segon curs‎ > ‎Sin título‎ > ‎

FIESTA DE TODOS LOS SANTOS

24 d’oct. 2016, 9:01 publicada per Natxo Ruiz   [ actualitzat el 28 d’oct. 2016, 2:40 ]
"La Iglesia celebra el día 1 de noviembre la festividad de todos aquellos que nos han precedido en su marcha a la Casa de Padre, y que ya están disfrutando de la presencia de Dios cara a cara. Es decir, todas aquellas personas anónimas que ya son santos. Esta fiesta nos recuerda que todos somos llamados a la santidad en esta vida. En los primeros siglos de vida de la Iglesia había un día para recordar a los mártires. El Papa Bonifacio IV (608-615) transformó un templo griego en uno cristiano para dedicarlo al culto de “Todos los Santo”. Y fue en el año 840 cuando la festividad comenzó a celebrarse el 1 de noviembre. Hemos de recordar que muchas fiestas importantes comienzan su celebración el día anterior por la noche, en la misa vespertina de vigilia, es decir el 31 de octubre. En inglés sería All Hallow’s Eve, la víspera de Todos los Santos. Con el tiempo su pronunciación fu cambiado hasta la conocemos en nuestros días Halloween. Esta celebración poco tiene que ver con la importancia del día que hoy celebra la Iglesia Universal, aunque su origen sea el mismo."
(tomado de http://www.buigle.net/detalle_modulo.php?s=1&sec=2&mes=11&year=2016&fecha=20161101)


Es importante reconocer que los cristianos celebramos la LUZ DE CRISTO y no las tinieblas. Por eso en la tutoría de este viernes a vuestros hijos se les va a hablar de esto y cuál es el origen moderno de esta mal llamada fiesta de la que nuestros hijos participan gracias a nuestra desidia y a nuestras pocas ganas de sentirnos señalados. Como tantas otras fiestas y personajes ésta se nos ha colado y hace que nos olvidemos de la verdadera LUZ, Jesús el Señor, que viene para vencer la tiniebla y la muerte. 

Además de ello, el día 2 la Iglesia celebra la Fiesta de los fieles difuntos. Es por este motivo por el que muchos se acercan a visitar a sus familiares ya fallecidos para recordarlos y rezar por ellos. Son días en los que la Iglesia Celeste y Terrestre, la que se ve y la que no se ve, están quizá, más próximas.

Celebrar halloween es sucumbir a una fiesta del miedo y la oscuridad, en lugar de a la alegría y la LUZ que nos ilumina.

Os dejo una circular de la FSVM de Colegios Diocesanos que explica mejor que yo el sentido que debemos dar a esta fiesta desde nuestras casas y con nuestro hijos.



Comments